¡Salvemos al cocodrilo mexicano!

“La conservación del cocodrilo de pantano es de vital importancia para mantener el equilibrio ecológico de la población de peces en los cuerpos lagunares donde habita.” -profesores investigadores de la Universidad de Juárez Autónoma de Tabasco (ujat).

 

El cocodrilo mexicano, cocodrilo de pantano o crocodylus moreletti -por su nombre científico- se encuentra en peligro de extinción.  Existen algunos grupos que los cuidan y protegen sus hábitats como  lo es el Crocodile Specialist Group (CSG), una organización mundial de biólogos y otros especialistas enfocados en la conservación de lagartos y cocodrilos. Además de controlar la procedencia del mercado para saber si sus pieles son comercializadas de manera legal. Cuando comenzó esta organización todas las especies de cocodrilos estaban amenazadas o en peligro de extinción.

En México un grupo de investigadores de la UJAT, en conjunto con la Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) ubicada en la División Académica de Ciencias Biológicas (DACBiol), brindan capacitación cada año a por lo menos 15 estudiantes de Biología, enfocando su educación a la conservación del cocodrilo mexicano; algunas dependencias como la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente participan con ellos para la misma causa.

 

La principal razón de este tipo de asociaciones es realizar actividades de cuidado y repoblamiento de la especie.

Algunos datos del cocodrilo de pantano:
  • Habita principalmente en las regiones centrales, como las costas del golfo de México, y toda la región de América Central.
  • Busca siempre zonas aisladas y despobladas, puede estar en pantanos, lagos o ríos de agua dulce.
  • Son carnívoros, y en algunos casos pueden llegar al canibalismo.
  • Tienen un amplio hocico con 68 dientes, de los cuales uno se ve, aun cuando el animal tiene la boca cerrada, debido a que este diente (el cuarto) es un poco más grande que los demás.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*